Segura Viudas inicia una nueva etapa y reafirma su apuesta por el cava premium. 

26 Noviembre de 2020
  • Bajo el concepto Respeto por las raíces, la bodega del Penedés pone en valor sus orígenes y su historia
  • Segura Viudas Brut Reserva también estrena nueva imagen, sofisticada y minimalista

 

Segura Viudas inicia una nueva etapa y estrena imagen reafirmando su apuesta por el cava premium. Bajo el concepto Respeto por las raíces, la bodega del Penedés pone en valor sus orígenes y su historia, así como la excepcional calidad de las viñas y la uva con las que se elaboran sus productos.

 

Segura Viudas, ubicado en un enclave privilegiado de la zona norte del Penedés, desarrolla toda su actividad con un profundo respeto por sus raíces; trabajando con variedades de uva autóctonas y combinando una tradición casi milenaria con la modernidad.

 

Con la mirada puesta en sus orígenes y los conceptos de artesanía y autenticidad, Segura Viudas empieza esta nueva etapa caracterizada por la innovación, la sostenibilidad y la diversidad biológica.

 

Nueva imagen para Segura Viudas Brut Reserva

 

El carácter inconformista y creativo de la marca espera atraer a consumidores selectivos y curiosos, que aprecien la alta calidad de cavas como Segura Viudas Brut Reserva; un cava elaborado a partir de uva que se recoge a mano y se transporta en cajas de 25 kg para evitar que el grano se rompa. Caracterizado por sus aromas a fruta y su frescor y complejidad, este cava pasa un mínimo de 15 meses en crianza en el interior de la botella. Segura Viudas Brut Reserva es el primer producto de la bodega en estrenar esta elegante presentación protagonizada por el emblemático escudo del Heredad.

Recientemente, el cava Segura Viudas Brut Reserva ha conseguido distintos reconocimientos internacionales de renombre que confirmar su calidad. Destacan las medallas de oro en los prestigiosos Concours Mondial de Bruxelles y Sommelier Choice Awards y la medalla de plata en Decanter World Wine Awards 2020.

Las viñas de Segura Viudas cuentan con el certificado Wineries for Climate Protection (WfCP), la única acreditación en materia de sostenibilidad medioambiental del sector vinícola. Además, por tercer año consecutivo, la bodega ha renovado su distintivo de “Compromiso Biosphere” como muestra de su enoturismo responsable.