Nuestras mariposas ya forman parte del Butterfly Monitoring Scheme.

16 Julio de 2018

La Heredad Segura Viudas se incorpora formalmente en el proyecto de seguimiento de poblaciones de mariposas en Catalunya con la activación de un nuevo itinerario denominado "Conca del Bitlles". 

El Butterfly Monitoring Scheme (BMS) llegó a Cataluña en 1994, gracias al apoyo del Gobierno catalán, donde se replicó la filosofía y metodología del BMS británico, activado por los investigadores E. Pollard y J.A. Thomas del Institute of Terrestrial Ecology a mediados de los años 70 del siglo pasado. El proyecto pretende conocer al detalle los cambios de abundancia de las poblaciones de mariposas diurnas (ropalóceros), objetivo que se consigue mediante la repetición semanal de censos visuales a lo largo de transectos fijos divididos en secciones, permitiendo relacionar su comportamiento con distintos factores ambientales.

Las mariposas muestran gran sensibilidad por la composición y estructura de la vegetación. Muchas de ellas son sedentarias y se ven afectadas por la fragmentación de su hábitat; además, son extraordinariamente sensibles al clima, respondiendo de forma marcada a sus variaciones, y juegan un papel fundamental en el ecosistema como consumidores primarios y fuente de alimento de muchos consumidores secundarios. Por otro lado, su valor estético y la relativa facilidad para identificarlas, les convierte en un grupo muy popular que atrae naturalistas a observarlas de manera regular.

Este contrastado carácter bioindicador de las mariposas ayuda a los investigadores a precisar la dirección de los cambios en las poblaciones de fauna y flora, que provocan una fuerte presión antrópica y las transformaciones del entorno natural. Eso significa que con el seguimiento de las poblaciones de mariposas se puede tener un diagnóstico del estado de los sistemas naturales y valorar las medidas adaptadas para favorecerlos.

Navigation by tags