Creu de Lavit

Vino blanco
Crianza
2016
Creu de Lavit Segura Viudas

En el año 1998 salía por primera vez a la luz el Creu de Lavit. Detrás de este vino se habían puesto muchas ilusiones por parte del equipo de enólogos y viticultores de Segura Viudas por lo que significaba el atrevimiento de crear un varietal de Xarel·lo, con larga crianza en madera y elaboración compleja. El reconocimiento de la prensa y del consumidor nos ha confirmado que nuestra pionera apuesta fue la adecuada.

Las viñas proceden de varias fincas. En la finca “El Molí”, las viñas de 51 años de edad están situadas en una planicie a 223 m de altura, en Vilafranca del Penedés. En la finca “La Figuera”, las viñas de 56 años de edad están situadas en ladera, orientadas al Sur, a 196 m de altura en St. LLorenç d'Hortons. Las producciones de estas viñas, todas ellas con cepas de vaso, son de 2,5-3,5 kg por cepa. Este año de 2015 la vendimia se realizó los días 20, 21 y 22 de septiembre.

Este vino es el resultado de un assemblage de varios vinos de xarel·lo vinificados por separado. Uno de ellos, fermentado en barricas nuevas de roble francés, americano y acacia, después de un desfangado estático a una temperatura de 14ºC. Allí se realizó la fermentación y permaneció durante 5 meses. En este tiempo se realizó el “batonnage”cada vez que nuestros enólogos lo consideraron oportuno. Otro vino de xarel·lo fermentado en depósito donde se desfanga estáticamente y se fermenta a 14 y 16ºC. El vino permanece durante 3 meses con sus lías en el mismo depósito que fermentó, realizando agitaciones suaves cada vez que los enólogos lo consideraron oportuno.
El Creu de Lavit 2015 es el resultado del siguiente assemblage: 20% Xarel·lo fermentado en barrica 80% Xarel·lo fermentado en depósito

Color amarillo pajizo pálido y brillante. Aroma complejo y elegante donde predomina la fruta blanca madura (melón, pera) y tropical (piña) con un fondo floral y miel de flores (genista). Aparecen también las notas a madera (vainilla, coco) aportadas por la barrica nueva durante la fermentación y crianza, muy integradas con la fruta. En boca tiene una entrada suave, elegante y de gran finura con una acidez larga que le da frescura. Aparece también la fruta fresca (piña) bien integrada con las notas tostadas aportadas por la barrica. Tiene un final de boca fresco, sabroso y redondo.

Un vino varietal, elegante y sabroso, donde predomina la xarel·lo, compañero ideal de elaboraciones con bacalao, también con pescados carnosos a la sal o a la brasa. Su final seco, largo y gustoso, invita a comer huevos revueltos con patata y trufa y empanadas caseras. Muy compatible con sopas blancas.

Ficha técnica